lunes, 17 de mayo de 2010

El Faro de Maspalomas está declarado como Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Canarias.-








¿A qué esperan nuestras instituciones para hacer lo mismo con su “hermano de Chipiona?

Viajar tiene sus ventajas. A parte de sus virtudes erótico festivas, gastronómicas y culturales, libera el alma y nos ofrece una buena cura de humildad para no creernos el ombligo del mundo.
Desgraciadamente también nos sirve para comprobar cómo en bastantes lugares del mundo valoran lo mucho o lo que poco que tengan, mientras que en nuestro entorno la indolencia, apatía y el desinterés generalizado son el equipaje de la maleta de viaje.

Así lo pudo comprobar recientemente un viajero a su llegada al Faro de Maspalomas en Gran Canaria y enterarse que éste está catalogado como Bien de Interés Cultural por el Gobierno Canario desde 2005.

A continuación la pregunta del millón ¿y el Faro de mi pueblo, sí, el de Chipiona, ese al que tanto se parece el de Maspalomas, figura en el catálogo de Bien de Interés Cultural? Todo parece indicar que no. Cabe entonces aproximarnos a algunos datos de estos dos faros tan emblemáticos.

El Faro de Maspalomas es un faro situado en la isla de Gran Canaria (Islas Canarias, España) que se encarga de balizar para la navegación marítima las costas del sur de la isla.
Este faro es una construcción concebida por el Ingeniero Juan León y Castillo como un conjunto luminoso en base a dos cuerpos principales, la casa del torrero y la torre.
La decisión de construir un faro en Maspalomas data de 1861 pero no es hasta 1884 cuando se encarga a Juan de León y Castillo la redacción del proyecto. Las obras duraron hasta 1889 y el faro emitió su primer destello luminoso en la noche de su puesta en funcionamiento, el 1 de febrero de 1890.


La torre, presentada al mar, en la parte sur del conjunto, es un cilindro troncocónico que cuenta con un diámetro medio en el cuerpo superior de 6,20 metros, una altura de 54,70 metros y en su culmen se ubica la linterna, con lo que el conjunto alcanza una altura de 60 msnm.
La linterna es una cúpula de cristal de 3,7 metros de diámetro, cubierta en su parte superior. Los destellos tienen un alcance nominal nocturno de 19 millas náuticas.

El faro se encuentra enclavado en la Punta de Maspalomas, al final de la playa de Maspalomas, junto al campo dunar, charco y oasis del mismo nombre; zona turística por excelencia del sur de la isla de Gran Canaria. Es el faro más popular de cuantos hay en Canarias, considerado como un símbolo emblemático y uno de los monumentos más conocidos de Gran Canaria y del municipio de San Bartolomé de Tirajana. Además de ser reconocido como Bien de Interés General, se trata de uno de los faros más antiguos que se mantienen en funcionamiento en las Islas Canarias.[]

La silueta del faro y de las Dunas de Maspalomas constituyen un icono único que sirve para reconocer en todo el mundo la marca Maspalomas Costa Canaria como destino turístico singularizado.
El Faro de Maspalomas ha sido declarado en 2005 por el Gobierno de Canarias, Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento Histórico. Su área de protección es de 5.225,72 metros cuadrados a lo largo de un perímetro de 318,15 metros lineales.[2]
Desde el año 2007 parte de las dependencias del faro se destinan a usos culturales puntuales y está previsto ubicar en ellas un pequeño centro cultural de carácter permanente.
El Faro de Chipiona está situado en la Punta del Perro de Chipiona, Cádiz, España. Faro de primer orden, es el más alto de España, tercero de Europa y quinto del mundo, midiendo 69 m sobre el terreno.

Un primer proyecto sobre la piedra de Salmedina fue ideado en 1857 por Eduardo Saavedra. El proyecto final, la obra actual, fue realizado en 1862 por el ingeniero Jaime Font(*): su primera piedra se colocó el 30 de abril de 1863, se encendió por primera vez en 1867 y desde entonces, sólo ha permanecido apagado en una ocasión, durante la Guerra Civil Española Señala a los barcos la entrada del río Guadalquivir ya que es el único de España navegable. También es aprovechado como baliza por los aviones ya que es uno de los 20 faros aeromarítimos de España (su haz de luz alcanza la misma distancia en vertical que en horizontal). Desde 1998, se organizan visitas turísticas para conocer el interior del faro .


En 1.999 se instala una nueva lámpara de halogenuros metálicos de 220 voltios, 1.000 vatios y un flujo luminoso de 80.000 lúmenes, que garantiza el alcance nominal del faro en 25 millas náuticas. El faro gira durante el día para evitar el efecto "lupa" de la lente sobre la lámpara. Es un fenómeno inverso que se produce en los faros aeromarítimos: si el faro permaneciera parado en horas diurnas, los rayos del sol se concentrarían en la lente, quemado los cables y el casquillo de la lámpara. Provocando el giro durante el día se elimina este problema.. La gestión del mismo corresponde a la Autoridad Portuaria de Sevilla.Los marineros aseguran que su brazo blanco es lo último que se ve de la costa española cuando se viaja en dirección al Nuevo Mundo.
En los últimos días ha salido en prensa la intención de la Administración Pública de dedicar los inmuebles que albergan a los Faros a restaurantes y hoteles. Otra ocurrencia más.

¿Qué pasa con el Faro de Chipiona?
Como habrán podido comprobar los lectores a través de la anterior reseña, cabe preguntarse ¿qué pasa con el Faro de Chipiona? Cómo un monumento de tanta enjundia y edificio de primer orden para la seguridad nacional no está ni en el registro de los cochinos, como diría un buen chipionero. ¿Cómo no ha sido ya nombrado Bien de Interés Cultural por el Gobierno Andaluz? ¿Ha hecho nuestro Ayuntamiento en alguna ocasión gestiones en este sentido? o también, ¿interesa de verdad declarar BIC este edificio para que el entorno esté protegido de agresiones? A buen seguro que estos interrogantes serán contestados en breve .

Cabe recordar que nuestro Faro fue inaugurado en 1867,obra del Ingeniero Jaime Font. Junto con la Torre de Hércules es el faro más famoso de España y de máximo interés por su importancia estratégica. Impregnado de romanticismo ha sido testigo de los sucesos más importantes que hayan sucedido en Chipiona. Además es un icono y emblema de la ciudad. De hecho la localidad es conocida por Rocío Jurado, el Santuario de Regla y el Faro.

En cuanto a su creador, el callejero de Chipiona tampoco le ha hecho aún justicia y aquí no vale el achaque de no querer reabrir heridas (que por cierto nunca se cerraron). Está en posesión de la Cruz de Isabel la Católica y una de sus obras Puente de hierro sobre el río Guadalquivir en Palma del Río (Córdoba), 1.885, línea ferrocarril Córdoba-Sevilla, está declarado Bien de Interés Cultural desde 1.998.Puestas así las cosas, ya es hora de poner en valor lo poco que queda de nuestro Patrimonio. Digo yo.

Fuentes: Wikipedia ,Web Faro de Chipiona Homenaje a Jaume Font, elaboración propia
Obras de Jaume Font Escolà.(*)
* Faro de Chipiona. (Chipiona, Cádiz).* Faro de Bonanza. (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz).* Faro de San Jerónimo. (Sanlúcar de Barrameda, Cádiz).* Faro de Rota (Rota, Cádiz. Derribado como medida preventiva en la guerra con Estados Unidos en 1.898).* Faro de Punta Carnero. (Algeciras, Cádiz).* Faro de la Isla Verde. (Algeciras, Cádiz).* Red de caminos de Jerez de la Frontera.* Puente de hierro sobre el río Guadalquivir en Palma del Río (Córdoba), 1.885, línea ferrocarril Córdoba-Sevilla. Declarado Bien de Interés Cultural en 1.998. * Estación de ferrocarril de Huelva. (Estación de Sevilla).

Biografía de Jaume Font Escolà.
Badalona (1.834) - Madrid (1.880)Ingeniero de caminos, canales y puertos.De origen modesto, se formó en Madrid, residiendo en casa de sus tíos. Tuvo residencia en Cádiz.Ingeniero jefe de la provincia de Sevilla.Director de la Junta del Puerto de Sevilla (1.871-1.879).También trabajó en el ámbito privado en la vía férrea Sevilla-Huelva.Se le concedió la Cruz de Isabel la Católica.El Ayuntamiento de Badalona le ha homenajeado poniendo su nombre a una de las calles de la ciudad.

9 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Como casi siempre sucede vamos tarde... un saludo.

__MARÍA__ dijo...

Igual es que no se han dado cuenta que eso que parece un faro, lo es.

Saludos

Luis Mario Aparcero Fernández de Retana dijo...

Creo que es una excelente idea y esas ideas se llevan a la practica porque en algun momento alguien lo propone. En este caso yo nunca escuché a nadie sobre esta declaración, Ahora es el momento... Propongamos a nuestro Ayuntamiento que inicie las gestiones para declaralo BIC y que el Sr. Marquina tenga una calle. No creo que nadie se oponga. Nunca es tarde si la dicha es buena.
Luis Mario

Francisco Rodríguez Guisado dijo...

Cuidado Juan que es muy buena idea pero no vaya a ser que al declararlo BIEN DE INTERES CULTURAL a algún político se le ocurra venderlo que aquí se venden todos los bienes.

caritabaston dijo...

Buen repaso Juan, haber si es verdad que al faro lo declaran como, BIEN DE INTERES CULTURAL, y como dice Luís Mario, se le otorga esa calle, que tan merecidamente se merece el Sr. Marquina…UN saludo TONY…

sema miranda dijo...

Se te olvida el faro Blanco, que es el que mas conozco..jejeje Bien por todo la información que aportas y tienen razón todos los comentarios al respecto,pero como todo en este pueblo..las cosas de palacio, van despacio.Un saludo

lucas dijo...

Estas como siempre sugiriendo que es mucho mejor que pedir,pero tengo entendido que en sus charlas,conferencias...el FORO(este año toca)piensa tratarlo y entre las conclusiones esta el declarar al Faro Bien Cultural y al Sr.Marquina ponerle una calle-

melesigenes dijo...

Gracias a personas cultas y altruistas como Ud. aprendemos cosas de nuestro pueblo.

Dónde está "LA HORA DE JUAN MELLADO" se la llevó la crisis ?
o la estulticia.
Dónde están esas entrevistas a las gentes de bién,a esa memoria histórica viva,

Pasto dijo...

Solo han pasado ocho meses y ya tenemos la calle Marquina en el callejero chipionero. El papeleo de solicitud del Faro como BIC, ya está en trámites, o casi en Regla.
La calle "más bonita de toda Andalucia" y el BIC "mejor gestionado de Europa", naturalmente. ¡Faltaría plus!
¡Tórtola, don Fernando!