martes, 8 de enero de 2019

La tragedia del cine durante el Franquismo.



  Alcaldes y párrocos mutilaban o prohibían en los pueblos la proyección de películas que ya venían censuradas por la Dirección General de Cinematografía.-
Por Juan Mellado.-

Chipiona también vivió su particular calvario con esta doble censura. La censura era tan anárquica que muchas veces no se explicaba cómo no habían censurado una película o en el lado contrario el por qué la censuraban. Aunque la documentación de la que se dispone no es muy abundante, al menos podemos citar algunos casos de censura cinematográfica practicada en Chipiona ya sea por las autoridades civiles o eclesiásticas.
Tal es así el caso de la película El Gran Secreto:
El cuatro de octubre de 1958 el alcalde, a la sazón César Florido Cotro, certifica a petición de parte interesada y surta efectos oportunos donde tenga por conveniente, “que en el Cine Avenida propiedad de Antonio Caballero Amérigo hasta el día de la fecha no se ha proyectado la película titulada EL GRAN SECRETO, según datos aportados por el Inspector Jefe de la Guardia Municipal”. Se supone que el mismo dueño del cine pide tal certificación ante una posible denuncia de terceros. Lo que no hemos podido explicarnos todavía el por qué de tal misiva aunque seguro que obedecía a una posible denuncia de algún perjudicado. Aunque por la trama que presenta la película no está clara la procedencia de tal denuncia. Cabe además, por los escasos datos disponibles, si esta película era El Gran Secreto(1952) norteamericana u otra del mismo nombre de nacionalidad argentina(1942).
La norteamericana conocida por su nombre original como Above and Beyond, es una película estadounidense producida por la Metro en 1952 y codirigida por Melvin Frank y Norman Panama dentro del género histórico bélico con una duración de 122 minutos y en los principales papeles Robert Taylor, Eleanor Parker y James Whitmore, En su argumento,Paul Tibbets, piloto del bombardero Enola Gay, fue la persona que lanzó la bomba atómica sobre Hiroshima. Era la primera vez que se hacían pruebas de esta magnitud. (FILMAFFINITY)
Principio del formulario

"El gran secreto" es una película estrenada en 1952, 7 años después de arrojar la primera bomba atómica. Asi que el tema todavía estaba rodeado de un halo de secreto militar.
Aunque, insistimos, este dato no está totalmente contrastado ya que el Gran Secreto también podría ser el mismo título de una película argentina de trama más osada y que en este caso sería más carne de cañón para la censura dada su argumento. 

El gran secreto (película de 1942) es una película argentina en blanco y negro dirigida por Jacques Rémy según el guion de Tulio Carella sobre el argumento de Leonide Moguy, Charles Gombault y Hans Wilhelmque que, a su vez, estaba basado en la novela Die Schwestern Kleh -Las hermanas Kleh de Gina Kaus. Se estrenó el 21 de julio de 1942, tuvo como protagonistas a Mecha OrtizGeorge Rigaud y Nury Montsé y se trata de una nueva versión del filme francés Conflictdirigido por Léonide Moguy, que fuera estrenado el 21 de diciembre de 1938.

Sinopsis

La esposa de un meteorólogo hiere a su hermana para que no revele quién es la verdadera madre de su hijo. Expertos cinematográficos consultados por este medio dudan que la película censurada se tratase la norteamericana y se inclinan más por la argentina dada su temática.

Otro caso escandaloso es el de la película española Fedra dirigida por Manuel Mur Oti y protagonizada por Enma Penella.
En torno a Fedra el por entonces Párroco de Chipiona Ángel Romero Castellano envió un escrito a la alcaldía el 25 de marzo de 1958, en el que advertía sobre la inmoralidad de la cinta. La calificaba como gravemente peligrosa y la prohibición de permitir la entrada a menores.
En su escrito literalmente Romero se expresaba así: “Teniendo en cuenta que la película “Fedra” que se intenta proyectar esta noche en el cine público de esta villa, tiene un tono de inmoralidad más que elevado, y que con demasiada frecuencia se descuida por parte de las autoridades competentes la vigilancia debida para impedir, en cumplimiento de las órdenes ministeriales del 2 de noviembre de 1938 y 30 de diciembre de 1939, la asistencia de menores a estos espectáculos no autorizados, ruego a V.S. ponga el mayor empeño por su parte, usando de los medios que disponga y procediendo con todo el rigor legal necesario, a fin de impedir la asistencia de menores a la proyección de dicha película, calificada como gravemente peligrosa”.
Desde el punto de vista de la moral religiosa la misiva del párroco no era de extrañar porque la Iglesia Católica siempre vio mal algunas licencias en materia de sexo y máxime si se exponían públicamente en un medio como el cine. Cabe recordar que en la fachada de lugares estratégicos de la localidad se exhibía un cuadro con la lista de películas que se proyectaban en el cine y su clasificación de censura eclesiástica. En el caso de Chipiona uno de los lugares era en la farmacia de Gutiérrez en Isaac Peral.(*). Las recomendaciones incluían que en Jueves y Viernes Santos las cintas exhibidas debían ser de índole religioso.
Sinopsis de la película
Estrella, la hija del farero del pueblo levantino de Alcor, es una belleza salvaje que despierta el deseo en todos los hombres; por eso la odian todas las mujeres. Un día llegan al puerto los cinco barcos de Juan, un armador del Norte que se enamora de ella y le propone matrimonio, pero Estrella lo rechaza. Inspirada en la "Fedra" de Séneca. (FILMAFFINITY)
Críticos cinematográficos la calificaron en su día de película que mostraba escenas de descarnado erotismo y sadismo. Circunstancias históricas y la habilidad del director Mur Oti y el productor Cesáreo González consiguieron, no obstante, que la censura aprobara su exhibición.


De los filmes de Mur Oti ,Fedra es la más descarnada y violenta en la mostración de las pasiones humanas. Las insinuaciones de adulterio e incesto asoman descaradamente a unos fotogramas que supuran un erotismo tan voluptuoso como la rotunda sensualidad de su protagonista, Emma Penella, más hermosa (y ligera de ropa) que nunca. Con todo, es la audaz reflexión acerca de la sexualidad de hombre y mujer lo que realmente convierte a Fedra en una película inaudita para el cine español de los años 50. A tenor de lo expuesto hasta ahora resulta incomprensible que la Junta de Clasificación y Censura diera luz verde a la exhibición de estas sorprendentes imágenes el mismo año, 1956, en que se ordenó, por ejemplo, cortar un simple beso en la exótica Brigadoon (1954) de Vincente Minnelli. ( Extraído de Lo que la censura no nos dejó ver: Fedra de Manuel Mur Oti (2010))


Lo cierto es que hasta febrero de 1963, con José María García Escudero al mando de la Dirección General de Cinematografía y Teatro, no se hicieron públicas unas “Normas de Censura Cinematográfica”. Lo que vino a complicar todo, ya que hasta entonces la censura era realizada por personas poco preparadas algunos mutilados provinientes de la guerra, sacerdotes rancios, pero García Escudero era un personaje inteligente y peligroso para cineastas comprometidos con la libertad de expresión. De hecho unía a su condición de militar, la de jurista, escritor y periodista. Así lo expresó a este medio Basilio Martín Patino con ocasión de una entrevista en torno a la película Canciones para después de una guerra. Ver: https://saidito.blogspot.com/2007/10/basilio-martin-patino.html


El caso de la canción del Caimán.
La censura no sólo alcanzó a las películas sino también a canciones que sonaban en locales públicos y entre ellos especialmente los cines .Tal es el caso de la canción del Caimán prohibida en todo el territorio nacional en 1947, circunstancia de la que no fue exenta Chipiona. Lo más chirriante es que Franco no fue el Caimán hasta que se supo de la prohibición y tras el boca a boca todos se la atribuyeron al general.


Similar suerte corrió la canción del Bayón de Ana, más conocido como el del “Negro zumbón” que en Chipiona tomó tintes grotescos a través de su alcalde Manuel Vidal que prohibió su difusión por cualquier medio en incluso llegó a encarcelar a ciudadanos que la cantasen o bailasen.




PD. Agradecimiento al Cronista de la Villa, Juan Luis Naval, por la aportación de documentación.



viernes, 28 de septiembre de 2018

Recomendaciones para viajar a Cuba, la perla del Caribe (*)





Por Juan Mellado.-
Después de doce años visitando Cuba tengo el atrevimiento de ofrecer algunos consejos para aquellos/as que quieran viajar a tan bella y entrañable isla.


Documentación:
Para viajar a Cuba se necesita tener Pasaporte en vigor con al menos seis meses antes del vencimiento. Esto es muy importante ya que sin pasaporte en vigor no está permitido viajar.
Igualmente de importante es el Visado de turista. Es un documento verde dividido en dos partes, una para la entrada y otra para la salida de Cuba. Es muy importante no perder ninguno de estos documentos, pasaporte y visado, ya que su pérdida nos puede complicar el viaje.
En el caso de pérdida de pasaporte ya en Cuba el viajero debe dirigirse con urgencia a la Embajada Española ubicada en La Habana. Si es pérdida del Visado haya que ponerse en contacto con Inmigración Cubana.
La documentación, junto con dinero en efectivo y otras pertenencias de valor, es altamente recomendable que estén a buen recaudo en la caja fuerte de la habitación del hotel. El uso de estas cajas puede estar incluido o no en la oferta turística. Si no está incluido se alquila en el momento de coger la habitación. Si vas con más gente y hay que alquilar se puede hacer con una y allí se deposita todo con el consiguiente ahorro.
La documentación es recomendable que esté todos los días de permanencia en la caja fuerte y sólo se saque cuando sea estrictamente necesaria, como en el caso de tener que cambiar dinero. La policía no suele pedir documentación a los turistas, basta con llevar la tarjeta de la habitación del hotel o incluso fotocopia del pasaporte.
Si estás en una casa particular consulta con el dueño todo el tema de recaudo de documentación y objetos de valor.
Adjunto a la documentación requerida es muy importante llevar un Seguro Médico ya que es obligatorio según las autoridades cubanas. Este aspecto intuyo que te lo recordará la agencia con la que hayas contratado el viaje que lo incluirá en el precio o te lo venderá aparte. Si esto no lo has contratado y la agencia no lo incluye ni lo vende hay una que se llama Online Tours que vende tanto visados como seguros médicos. Pero bueno, lo normal es que la agencia os lo proporcione.
Transporte para llegar a Cuba y una vez en Cuba
Todo depende de la opción de viaje que hayas elegido si es por agencia o por tu cuenta. No obstante hay que hacer algunas precisiones. Si el viaje es Jerez de la Frontera-Madrid- La Habana, todo en el mismo día, la opción más segura es hacer todo el trayecto con Iberia, porque facturas la maleta en Jerez y ya no la vuelves a ver hasta llegar a La Habana. También porque si haces el Jerez-Madrid con Iberia y Madrid-La Habana con otra compañía no conveniada, si no sale el primer avión te quedas completamente en tierra y no es conveniente dejar un vuelo transoceánico al albur. Hay que fijar bien los tiempos de los que se dispone ya que si es todo en el mismo día y hay que cambiar de terminal podemos llegar tarde al enlace y los desplazamientos dentro del aeropuerto son de media hora por regla general.
Si se tiene tiempo, y es lo más aconsejable, se puede ir desde Jerez a Madrid la tarde antes y pasar la noche en un hotel cercano al aeropuerto que son baratos y buenos., ya sea en avión o en tren. Si se hace en tren Alvia al llegar a Madrid-Atocha puedes hacer lo siguiente. Si vais varios hasta cuatro podéis coger un taxi hasta el hotel que os costará 30 euros. También hay al salir del Alvia un tren directo a la T4 o al salir de la estación misma en el intercambiador de Atocha un autobús por 5 euros a las terminales del aeropuerto. Si se hace la opción del tren a la T4 o del autobús a cualquiera de las terminales, una vez allí llamas al hotel correspondiente para que un bus te recoja gratuitamente desde la parada establecida allí en aeropuerto. A la mañana siguiente ese mismo autobús te llevará gratuitamente al aeropuerto para coger vuelo a La Habana. Si lo haces en avión pues al llegar al aeropuerto llamas al hotel para que te recoja.
Actualmente tienen vuelos directos Madrid-La Habana las compañías Iberia, Air Europa, Evelop y Cubana de Aviación pero ésta última no es aconsejable porque hay veces que suspenden los vuelos. Hay otras formas de llegar a La Habana en vuelos no directos, pero ése es otro tema. En los últimos tiempos se anuncia también la compañía Plus Ultra con vuelos directos desde Barcelona.
Se debe estar tres horas antes del vuelo para facturar las maletas con tiempo, los controles de seguridad y de la policía para pasar a zona internacional. La duración del vuelo salvo excepciones es de nueve horas y media a la ida y 8 a la vuelta. Recuerda que en La Habana hay seis horas menos por lo que en el viaje de ida llegarás en el mismo día y en el de vuelta al siguiente.
No te preocupes por la duración del viaje que se pasa volando, jejej, te dan de comer dos veces y se pueden ver pelis, leer, escuchar música, dormir o hablar con quien te toque al lado. Es conveniente de vez en cuando salir al pasillo del avión para estirar las piernas, hacer pipí o popó.
La llegada al aeropuerto José Martí.
Bueno, aquí hay que armarse un poco de paciencia pero no es nada grave. Una vez bajas del avión pasas por un pasillo hasta llegar a inmigración. Allí hay muchos mostradores con agentes de inmigración que aunque serios son amables y no se comen a nadie. Se guarda cola y cuando te toque el mostrador tras el saludo le muestras el pasaporte con el visado. De este visado te recortará el apartado donde dice entrada y os dejará el de salida. Es importante no perderlo porque el visado es una hoja suelta que puede caerse, yo lo llevo sujeto al pasaporte con un clip. Si llevas gafas ya sea de aumento o de sol te dirá quítese los espejuelos y que mires a la cámara. Si todo está en orden, no lleva más allá de tres minutos, abrirá la barrera para pasar a la recogida de equipajes.
Una vez abierta la barrera tienes que pasar el escáner de equipaje de mano y recoger allí un papelito o impreso que es la declaración de aduanas si no te lo han dado antes en el avión, lo rellenas y pones que no llevas nada para declarar, en caso que sea así. Al lado están las cintas de recogida de maletas y esto a veces es una odisea porque salen todas las maletas antes que la tuya, jajaj, paciencia. Una vez tengas todo el equipaje te vas a la salida que ponga “Sin declarar”, allí antes de salir le dejas el impreso a la funcionaria que esté en la puerta y ya eres libres.
Si vas con una agencia lo normal es que esté esperando un agente que lleva el cartel de la agencia. Te diriges a él y te dirá el número de autobús que debes coger al salir. Si tienes tiempo es hora de cambiar el dinero en la Cadeca del aeropuerto. Una vez montados todos en el autobús, y esto puede durar un tiempo porque no es a ti solo a quien recoge, te llevará al correspondiente hotel, mientras te dan unos consejos de seguridad, sanidad y comportamiento. Este viaje durará como mucho 40 minutos dependiendo del hotel al que vayas.
Se me olvidaba decirte que a estas alturas de coger el bus ya hará más de una hora que estarás sudando más que un cochino gordo entre la calor y la humedad.
Otro aspecto importante es el transfer en el día de vuelta a España. Si vas por agencia te dirán por ejemplo que recogen a partir de las cinco y media de la tarde. A lo mejor dan las seis de la tarde y aún no te han recogido, no te preocupes porque hace el recorrido por los hoteles recogiendo gente como tú y lo calculan siempre para llegar a tiempo al aeropuerto.
Dinero:
En Cuba curiosamente existen dos monedas, el CUP o peso cubano o también llamado moneda nacional, con menor valor, y el CUC o peso convertible, moneda dura con mayor valor.
El CUC o peso convertible es la moneda que nosotros vamos preferentemente a usar en Cuba. Esta moneda es una creación cubana y la paridad con el euro está casi igual por lo que al cambio no ganaremos mucho pero es lo que hay. Como recomendación es interesante que cambiemos dinero en el aeropuerto al llegar. En toda Cuba hay oficinas para hacerlo, se llaman CADECA, Casa de Cambio, con un horario amplio de apertura.
Sobre la cantidad a cambiar, en mi caso lo hago con 300 euros iniciales y posteriormente voy cambiando según necesidad. Hay que calcular para que al final del viaje no te sobre mucho dinero porque hasta ahora prácticamente el CUC tiene poco reconocimiento internacional y si lo volvemos a cambiar a euros le perdemos dinero. Es más está penado sacar ningún CUC del país.
En cuanto al CUP, moneda nacional, se utiliza más bien para productos básicos pero para los turistas hasta ahora no es muy interesante salvo algunas excepciones. En mi caso lo uso para comprar libros en establecimientos con moneda nacional, libros muy baratos, o para viajar en las guaguas o almendrones, los coches de los años cincuenta. Suelo cambiar unos 20 euros a moneda nacional y te dan una tonga de billetes.
No obstante, en estos últimos años se experimenta un proceso de unificación de las dos monedas y en muchos establecimientos ya se acepta una moneda u otra. En nuestro caso nos interesa el cambio a CUC, la que yo llamo moneda dura o de mayor valor y así no tenemos líos con los cambios.
Un aspecto importante es el uso de tarjetas de crédito. Es importante que estén activadas para su uso en el extranjero y particularmente en Cuba. Consulta con tu banco. En mi caso, aunque llevo tarjeta para una emergencia, hago como Los Morancos, el taco, llevo el taco de billetes que guardo en la caja del hotel. En principio no debe haber grandes problemas con el uso de las tarjetas pero al ser un país tan especial, puede ocurrir que haya caso de corte de corriente de luz o acceso a internet(*) o que el establecimiento no esté preparado para el uso. Así que, el taco, el taco.
Cuando cambiemos es interesante que los cambios preferentemente nos lo den en billetes de 20 de 10 y de cinco CUC, aunque si cambiamos gran cantidad es probable que os toque algunos billetes de 50.


Telefonía e internet:
En primer lugar, por culpa del bloqueo aún existente Cuba es uno de los países más caros para la telefonía e internet. Por lo tanto una vez que llegues allí lo mejor es tener desconectados todo los datos móviles y dejar activos solamente llamadas y sms para no llevarse una desagradable sorpresa en la factura a la vuelta. Esta desconexión la puedes hacer desde tu mismo móvil o ir a la tienda de tu compañía para que te lo pongan así. No obstante debes tener en cuenta que si llamas o te llaman a tu móvil os cobrarán a los dos por lo que mejor es el sms si no es nada urgente.
Lo más aconsejable es si tienes necesidad de revisar tus correos lo hagas en el lobby del hotel donde te alquilan por hora. Así y todo se han habilitado lugares públicos con wifi para la conexión pero sobre eso habría que informarse mejor.
Si vas con asiduidad a Cuba es interesante la opción de contratar una línea de teléfono celular cubano con la compañía estatal ETECSA.
Seguridad en Cuba:
Quizás sea Cuba el país del continente americano más seguro y dónde no suele pasar grandes incidentes pero no obstante hay que hacer algunas precisiones importantes. Recuerda que como ya dijimos antes la documentación y dinero debe estar a buen recaudo en el hotel. Al salir a la calle se debe estar pendientes sobre todo de los descuideros y no hacer ostentación de lo que se lleve. Por ejemplo un reloj de buena marca visible es mejor dejarlo en casa y llevar uno corriente. Cámaras fotográficas y videos estar pendientes pero sin alarmismos. Por lo general no suele ocurrir nada. Así y todo de noche es mejor no ir por calles más oscuras en solitario porque ahí sí te pueden asaltar. De noche lo mejor es no llevar bolsos en bandolera aunque si se va en gran grupo todo es más relativo. Siempre hay mucha policía y los turistas están muy protegidos, cualquier cosa te atienden muy amablemente.
Si no quieres que te molesten mucho no lleves reloj de pulsera pues los personajes avispados/as que pululan por La Habana utilizan el truco de preguntar la hora para saber de dónde eres y enrollarse contigo para ganarse unos cuc.
Un aspecto que no cae mucha gente es la conducción de automóviles en Cuba. Como en otros muchos países se pueden alquilar y conducirlos nosotros. La mayoría de las veces no suele ocurrir nada y la experiencia es muy agradable porque te da mucha libertad de movimientos pero si te ocurre un accidente con lesionados es muy probable que no salgas del país hasta que se celebre el juicio, lo que se puede demorar hasta seis meses.
Lo mejor es alquilar el coche con conductor y negociar un precio convenible a ambos dependiendo de la excursión o viaje que quiera hacerse.


Sanidad e higiene:
Cuba es un país que no tiene recomendaciones especiales para el viajero en lo que se refiere a vacunas pero sí es interesante observar algunos consejos.
Se recomienda llevar entre los medicamentos para uso personal, suero oral, fortasec,ibuprofeno, analgésicos, sprays u otros medicamentos como barras para los mosquitos, incluso trankimazin por posibles casos de ansiedad, omeprazol…
Está permitido llevar hasta 10 kgs de medicinas en una bolsa aparte si es para donarla a algún centro de salud o familias necesitadas. La bolsa se debe llevar a parte del equipaje.
El agua potable, es un aspecto de vital importancia. Los turistas deben tomar preferentemente agua mineral embotellada y no tomarla directamente del grifo para evitar trastornos gastro intestinales que echen a perder el viaje. Si la tomas del grifo debe estar bien hervida. Es muy recomendable, si la estancia es de muchos días, el comprar garrafas de cinco litros(agua Ciego Montero) en un mercadito TRD-Tiendas estatales- y rellenar luego en botellas pequeñas y así ahorramos.
Durante el día y mientras se camina es muy recomendable estar bebiendo agua o cerveza, jejej(Bucanero o Cristal) para no deshidratarse. Se puede complementar con algún platanito por aquello del potasio. Es muy probable que un día cualquiera de la estancia te cagues como una avutarda, no te asustes porque te quedas limpio de “miedda” jajaja, pero si la diarrea persiste debes tomar fortasec y suero oral, es muy importante.


EL transporte:
Para el día a día se pueden utilizar las guaguas a un precio muy barato, 1 cup, moneda nacional, aunque si van muy llenas debes tener cuidado con la cartera. Existen cocotaxis y bicitaxis y es muy divertido montarse en ellos. También taxis, en todos ellos conveniar precio. En cuanto a viajar en los almendrones el precio es en cup, 10 ó 20 según el recorrido pero no más pero el coche es compartido, es decir la gente va subiendo y bajando en las paradas. Paras el almendrón y le preguntas si él va para dónde deseas ir, si te dice que sí , sube y si no a esperar a otro. En los almendrones si el chofer se da cuenta que eres turista hay veces que intenta cobrarte en moneda fuerte, en cuc. Yo como normalmente voy con cubanos permanezco más callado que una puta y entro en el lote. De los trenes mejor no hablar, aunque si hay alguien aventurero me puede preguntar por estos y los aviones de vuelos domésticos.
Las compras:
Como ya dije antes, a nosotros nos toca la mayoría de las compras, y casi a los cubanos también, hacerlas en Cuc. Si queremos comprar regalos, en mi opinión la mejor opción es ir comprando todos esos detalles a medida que se vayan viendo y no dejarlo para el último día. Recordad que Cuba no es un país cualquiera y un detalle para regalar que veas un día vas al siguiente y ya no está y no se repone hasta no se sabe cuándo por lo que, insisto, si piensas comprar regalos lo haces a medida que vayas viendo.
En el caso de libros hay varias librerías en moneda nacional con ejemplares muy baratos al cambio. En La Habana hay dos en la calle Obispo, una cerca del Capitolio y otra en El Vedado en que se llama Alma Mater y es de la Universidad. Hay más pero éstas son las más de referencia.
Si es en verano también te puedes encontrar carpas con libros baratos o en invierno en la feria del libro en febrero que se instala en San Carlos de la Cabaña.
Hay otras librerías en CUC y el mercadillo de libros de segunda mano junto a la Plaza de Armas. En este último se puede negociar el precio. En plaza de Armas son un tanto agresivos y te preguntan qué vas buscando si le dices el tema y lo tienen te encarecen el precio. Lo mejor es primero dar una vuelta a los puestos, ver lo que hay y si coincide con lo que quieres, le preguntas el precio sin mucho interés.
En cuanto a la artesanía y otros productos culturales, hay mercadillos en calle Obispo(Habana Vieja) En 23(Vedado) y San José(Alameda de Paula) Evidentemente hay más pero con estos puede ser suficiente. En todos estos mercadillos se negocia el precio, cuc,y en mi opinión el más barato es el de 23. Si se te ocurre comprar una pintura en lienzo que vaya envuelta en un canuto, no te olvides de pedirle al vendedor el permiso de exportación. Es un pequeño papelito con un sello oficial, que autoriza la salida del país de la obra. En caso contrario corres peligro que te la requisen en la aduana.
Para habanos y ron, debes comprarlos en tiendas oficiales ya que los que venden en la calle es muy probable que estén falsificados. Sobre la cantidad que se pueden sacar del país no hay una misma unidad de Criterio entre España y Cuba, así mientras la aduana cubana te dice que puedes sacar una caja de 25 puros habanos libre de impuestos y sin factura y tres botellas de ron, la Guardia Civil en España te dice que en cuanto al ron es sólo una botella. Si pides factura de la caja de habanos te pedirán el pasaporte. Hay gente que hace barbaridades y se traen más puros y rones pero corren el peligro que se los requisen en la aduana. Yo suelo traer tres botellas de ron pero eso cada uno a su ulterior criterio. Este aspecto de bueno consultarlo de nuevo en el momento del viaje porque puede cambiar.
Excursiones cerca de La Habana:
Si tienes el cuartel general instalado en La Habana, es muy interesante conocer algunos lugares a los que se puede ir en el día. Estas excursiones las puedes organizar tú mismo conveniando el precio con un chófer o sencillamente dirigiéndote a las agencias de viajes instaladas en el lobby del hotel. Entre los lugares a visitar están Cojímar,donde se ubica la casa de Ernest Heminghway; playas del Este, como Santa María del Mar(recordad que La Habana no tiene playa en su casco urbano, aunque haya Malecón, por lo que para bañarse hay que irse unos kms) o Tarará.
La visita al Valle de Viñales con su Cueva del indio, sus mogotes o las plantaciones de tabaco, o un overnight(excursiones para pasar una noche fuera). Entre esta última modalidad figuran Trinidad, Topes de Collantes , Cienfuegos o Santa Clara, entre otras. Viajes menores serían en lanchita a Casablanca o Regla a las que se llega en cinco minutos pero no menos interesantes con su Cristo de la Habana o el Santuario de Regla respectivamente. Una excursión interesante es ir en guagua a Matanzas y volverte en el viejo tren eléctrico de Hershey hasta Casablanca desde donde en lanchita vuelves a La Habana en el mismo día.
El caso especial de Varadero. Si tu viaje a Cuba es un combinado La Habana-Varadero, lamento decirte que aunque más barato no es la mejor opción si se quiere conocer Cuba. Estos combinados suelen ser de cuatro días en la capital y cinco en Varadero en régimen de todo incluido, por poner un ejemplo típico, pero para ir a un todo incluido en Cuba me quedo en España. En mi opinión, si tienes cuartel general puesto en La Habana, la opción más interesante es si quieres vivir la experiencia del todo incluido es hacer dos noches en Varadero con lo cual es suficiente y se aprovecha el resto del tiempo en conocer la auténtica Habana.
Una opción interesante también es el bus turístico que existe en muchas ciudades del mundo. En el caso de La Habana se coge en el Parque Central, aunque tiene muchas paradas y te puedes subir y bajar cuando quieras por 5 cuc y ves gran parte de la ciudad.


Diversiones:
Este es un aspecto amplísimo, para editar una enciclopedia, por lo que me limitaré a lo más llamativo.
Música: Escuchar música o bailarla. Si quieres escuchar hay cientos de locales en La Habana, entre los que podemos citar El Gato Tuerto(En El Vedado) y Dos Gardenias(Miramar), preferentemente de boleros. Para escuchar y bailar El Submarino Amarillo junto al parque Lennon con música en directo de Beatles y similares. Otro local recomendable de música en vivo es Tocororo en Miramar junto a un afamado restaurante del mismo nombre.
En La Habana existen dos Casas de la Música, una en Galiano en Centro Habana y la otra en Miramar, ésta última es la más recomendable para los turistas.
Mención aparte son los espectáculos de Tropicana y del Cabaret Parisién(éste en hotel Nacional), son caros pero merecen la pena.
En el último piso del Hotel Habana Libre hay una discoteca muy buena, Turquino, aunque hay que entrar en pareja, pero eso no es problema a pesar que se vaya solo o sola…
También está un lugar multicultural como es la Fábrica del Arte, con exposiciones, conciertos y copas, muy recomendable.
No te pierdas los espectáculos teatrales de los teatros Carlos Marx, Bertold Brecht, Martí o el Gran Teatro de La Habana, con una amplia oferta de obras y conciertos.
No olvides tomarte unos tragos en La Bodeguita del medio, El Floridita o Sloppy Jo´es, todos en La Habana Vieja.
Los museos también tienen su corazoncito en La Habana, interesantes son el Museo de la Revolución, el de Bellas Artes, Fortaleza de San Carlos y el de La Real Fuerza, todos muy cercanos entre sí en La Habana Vieja. También es obligada visita a El Capitolio, actualmente en restauración.
También hay otro más alejado y desconocido como es el de la Masonería, cerca de Carlos III.
Otro lugares culturales a visitar son El Morro lugar donde hay a las 9 de la noche la ceremonia del cañonazo o simplemente por el día su museo y faro. También son muy interesantes las iglesias, hay una pila de ellas, entre las que sobresale su Catedral.
No te pierdas una romántica puesta de sol a lo largo del Malecón, cómprate una botella de ron y compártela allí con los amigos.
Andar La Habana sin programación también es una auténtica y agradable aventura para vivir la vida o incluso para verla pasar sentado en algún parque mientras alguien intenta camelarte jejeje.
La comida:
Para estómagos delicados la comida puede ser un problema por lo que se deben escoger bien los bares y restaurantes. El primer consejo es desayunar bien en el hotel para salir con fuerzas a patear La Habana. En La Habana Vieja hay buenos restaurantes pero puedo recordar que se come bien en los que están en la Plaza Vieja(por cierto hay una torre con cámara oscura donada por Diputación de Cádiz) en la que además existe una cafetería, El Escorial, donde se muele el café allí mismo y hay diferentes cócteles con café como el excelente daiquirí café o el bombón borracho.
Un lugar diferente para comer es EL Chanchullero, donde la limpieza es excelente, está anunciado en Tryp Advisor pero hay que hacer cola para entrar. Calle Teniente Rey/Brasil. También es interesante el restaurante Castropol en el Malecón con bellas vistas al Morro.
Más alejado de La Habana Vieja, en Miramar está El Aljibe con su famoso pollo al aljibe. En El Vedado hay, en 17 creo recordar, un restaurante en moneda cubana llamado Doña Laura con comida exquisita y mesa compartida. Muy cerca también el restaurante Habana Blues, inspirado en la película de Benito Zambrano y en donde te atienden actores profesionales del cine y la televisión cubana. Para gente golosa se ha abierto una pastelería espectacular llamada Almendrares en El Vedado, en la calle J, entre 25 y 27, cerca del Parque del Quijote. Bueno, ya irás descubriendo más sitios que no acabo.
Con dinero se puede comer de todo pero la base en Cuba es pollo, cerdo y carne de res. Te meterán por los ojos la langosta pero los mariscos en el Caribe son insípidos y le echan mucha salsa para enmascarar, además que suelen clavar en el precio.


Otras curiosidades:
-No olvides de llevar enchufes con clavija de tipo americano. Aunque ya la mayoría de las instalaciones tienen enchufes de tipo europeo, todavía podemos encontrarnos la sorpresa de no poder recargar móviles o encender un secador de pelo porque el enchufe no esté adaptado.
-Aunque España es el país inventor de la picaresca, en este caso los alumnos superaron al maestro por lo que debemos estar avisados. No comprar puros ni cambiar dinero en la calle a particulares porque a buen seguro que os timan.
-Si te gusta correr, un buen sitio es el Malecón pero aprovecha la primera hora de la mañana(las siete) o la tarde una vez pasada la hora del calor y no olvides llevarte tu botellita de agua.
Como Cuba es un país tan especial es posible que algún lugar que os haya recomendado ya no exista o no funcione adecuadamente. Si es así pido disculpas.


Seguramente habrá aspectos que no estén reflejados aquí, pero no pretendemos hacer una enciclopedia sino que también descubras cosas por experiencia propia y ya me contarás para incorporarlas a esta guía. No sé a qué esperas para ir a Cuba.!Vamossss!
A continuación te dejo con algunos enlaces interesantes:




(*) Nueva edición corregida y aumentada con respecto a la publicada en este mismo medio el 12 de mayo de 2017

viernes, 27 de julio de 2018

Reflexiones en torno a “Áspera seda de la muerte”





Por Juan Mellado
Fue en 2009 cuando me encontré con el encargo de hacer la crítica de la primera novela de Paco Gallardo, El rock de la calle Feria, un crónica de la Sevilla de los 70/80, aquella ciudad de Triana, Smash o de la dureza de esa droga mortal y en la que sobresalía el personaje de, la Lola, una mujer representativa de la época. Crónica, social, musical y sentimental que todavía hoy recordamos-. Territorio éste que intuyo volverá a explorar cuando menos lo esperemos, más pronto que tarde.
En 2012 nos encontramos con aquel relato de la Sevilla medieval del Siglo XII, “La última noche”, historia de la primera médico Sara Avenzoar, una mujer adelantada a su época y que se resistía a desempeñar el papel que la historia que le había asignado.
Ycuando esperábamos la anunciada “La manta de lino azul”, todavía nonata para nosotros los mortales, viene Paco Gallardo a sorprendernos con su magnífica “Áspera seda de la muerte”, en donde, y voy a decir el primer tópico, el autor nos muestra su madurez como novelista.
Lo que más sorprende en Paco Gallardo, o no, es su gran capacidad histórica documental para mostrarnos la Sevilla de principios del Siglo XIX, donde según palabras de Clara Guzmán,destacan la intolerancia, el oscurantismo y los malos tratos.
Para mí, la novela es mucho más, que también, una historia del maltrato a la mujer, es el retrato de una Sevilla, de una España profunda que se resiste a asimilar el inexorable progreso. Una novela que disecciona nuestros principales pecados capitales que desgraciadamente, y en pleno Siglo XXI, aún perduran.
Y de nuevo Gallardo nos presenta el personaje de una mujer en busca de su identidad, de su libertad, Flora de Letona. Y lo hace con la habilidad de saber sobre el palo del que escribe ya que no en vano, rodeado de mujeres, describe como nadie el interior, el alma femenina más cercano a ella que otros mortales.
La historia de Flora de Letona es una lucha contra su destino, el que le tenía reservado la sociedad de su época, más cercana al infame rey Felón Fernando VII, representante de la España más oscura y antecedente de nuestra guerra incivil, que a la España de la Ilustración, aquella que bebía en Voltaire, Rousseau o Montesquieu. !Ay, aquellos ilusos diputados de las Cortes de Cádiz!
Una mujer que se resiste a ser depositada en un beaterio tras un episodio de infame maltrato conyugal ,curiosamente llamado de San Antonio, aquel santo tan milagroso para aquellas mocitas que pedían novio.
Flora de Letona es el gran pretexto de Gallardo para presentarnos gracias a su personaje todos los vicios de la época. Desde la iglesia, la medicina, la arquitectura, el ejército, la vida conyugal, o la intolerante sociedad civil que cuando le conviene mira hacia otro lado.
A través de Flora, esposa y madre sufridora, y de sus compañeras depositadas en el Beaterio, Gallardo nos presenta lo más abyecto de la sociedad que recrea. Así su esposo el Teniente ilimitado Ballester héroe glorioso contra el francés, todo lo contrario de lo que aparenta ya que es en sí mismo el prototipo de maltratador de ayer, de hoy y de siempre, porque permítanme hacer esta reflexión, algo deberemos estar haciendo mal, rematadamente mal para que este problema ambientado en la primera década del Siglo XIX esté hoy totalmente vigente, corregido y aumentado.
Demoledor el pasaje que describe cómo se llevan a Flora detenida como consecuencia de haber presentado su demanda de divorcio.”La llevamos igual que a un criminal se le conduce por la calle para encerrarlo en la cárcel,. Aunque la casa estaba a dos pasos, la enseñamos por toda Sevilla”. Claro antecedente de los conocidos sucesos de paseos con pelo rapado y aceite de ricino, de nuestra historia más reciente. Sí, reciente, porque en historia 80 años es ayer mismo.
Gallardo utiliza palabras demoledoras para describir el maltrato a la mujer, toda la novela está llena de referencias que aquí sería prolijo y ocioso repetir. Así desde la mujer en calidad de depósito o la referencia a las criadas analfabetas, que nosotros hemos conocido no hace mucho en la década de los 60. Refleja males actuales hasta hace muy poco como la zurdez vista con malos ojos:
“Tantos esfuerzos que había hecho su madre para que no se le notara la surdera, la mano izquierda atada, detrás, a la espalda para evitar que escribiera con la mano del diablo”.
Bueno, llegado a este punto, yo mismo me declaro zurdo y que utilizo esa siniestra mano incluso para las tareas más inconfesables.
Leo curiosidades también vigentes hasta hace muy poco, como la mala opinión sobre las mujeres bebedoras.”Está muy feo que las mujeres empinen el codo, beber es cosa de hombres”, algo que me suena al anuncio del Veterano. Bueno yo he vivido la época en que las mujeres vivían vino en taza para que no se supiera y más adelante el copazo de aguardiente en Teresa la del corte, cuando iban camino de la plaza de abastos a por los mandados.
Una sociedad con mentalidad atrasada y que asigna un papel esclavista a la mujer. La misma madre de Flora de Letona, Doña Concha, defiende valores machistas. “Los trapos sucios se lavan en casa. Las mujeres están hechas para aguantar”. Además de presumir de no haber leído un libro en su vida, algo que desgraciadamente abunda mucho actualmente.
Su mismo padre, D. Ramón, dice; “en ti no merece la pena invertir, eres una niña”. O Juanito, su hijo de corta edad que llama zorra a la mujer que lo trajo al mundo.
Y la figura del teniente ilimitado, pero ilimitado en todo lo siniestro, un gran hijo de la gran puta y perdonen ustedes por ser tan prosaico y señalar tan directamente, pero si seguro vais a perdonar a Flora de Letona por esta expresión usada por ella a lo largo de la novela, lo tenéis que hacer también en mi humilde persona. Un teniente que recoge todo lo malo de un ejército de antaño y lo más abyecto que podamos ver en un hombre.
Uno de los males que refleja Áspera seda de la muerte es la secular ignorancia de siglos de la clase pudiente andaluza, alejada de los preceptos de la Revolución Industrial, diferente hubiese sido nuestro destino, como en el ejemplo de las latas de conservas.
Mención aparte merece el personaje del Doctor Arribas, otro adelantado a su época, alejado de sus colegas contemporáneos y que parece un descendiente de la misma Sara Avenzoar, aquella mujer y médico de la Sevilla medieval que luchara contra la ignorancia de una medicina anclada en el sangramiento. Enlaza además por la preocupación del estado sanitario de la ciudad o de las condiciones de trabajo de las cigarreras que sufren tabaquismo sin fumar.
“De estas cosas tratan los informes, los documentos que luego nadie lee, allí en el ayuntamiento donde los próceres se ocupan más de hablar de las políticas”.
No es casual que el doctor Arribas lea libros antiguos de Cornelio Agrippa, Alberto Magno o Paracelso. Busquen, busquen en Wikipedia.
Otra perla encontrada en la novela es la expresión de, “no es bueno que la mujer sepa más que el hombre”, o “las mujeres no deben escribir”. Problema y sentimiento que ha perdurado hasta hace muy pocos años en los que yo mismo viví cómo alguna mujer iba a aprender a leer y escribir a mi colegio a escondidas de su marido.
Pero Flora de Letona se resiste a todo ello, como a arrodillarse ante ningún hombre, aunque sea cura.
Cuestión interesante que aborda la novela y que serviría para abrir lo que yo llamo un gabinete de crisis o un bien llamado seminario para estudiar el tema, es la presencia de los franceses en España.
Si bien existe el pensamiento de que si los franceses hubiesen permanecido en España, la historia de este país hubiese sido otra en el sentido más justo y democrático, sin embargo no salen bien parados por su actitud saqueadora de nuestros bienes culturales como bien y acertadamente se refleja en la novela. Cabe preguntarse a día de hoy: ¿Una España gabacha habría sido mejor?
Otro territorio que recorre Paco Gallardo en su novela es el tema eterno de España.
“España es un país imposible, piensa Don Ramón”, aunque ya no lo dice. No está bien vilipendiar a la patria.
No tiene desperdicio este pasaje: El general Castaños se quedó en una posada de Andújar sin mover su división. Esperando la derrota, algo muy español eso, sentarse con los brazos cruzados a esperar la tragedia”.
Y en esa España preocupante un aviso de navegantes del interesante personaje Francisco de Saavedra. “Si a los hombres, a los pueblos, no se les da dignidad, futuro, celo por la madre patria, por la religión, se entibia. Luego van y se independizan que eso es lo que pasa don Ramón, que eso es lo que acaba pasando”.
Demoledora el pasaje donde se recrea a Blanco White, donde se disecciona la realidad de la época cuando habla de la ignorancia, de la superstición.
Un personaje vomitivo es el de Luisa Sarmiento, la suegra de Flora. “La buena esposa es como un perrillo, aunque su amo le pegue, le arroje piedras, sigue moviendo la cola, tumbándose ante su dueño para apaciguarlo. Un buen perrillo tiene siempre el ojo, el corazón en su amo”.
Aborda también nuestra geografía más cercana ya que el Guadalquivir, la barra de Sanlúcar de Barrameda o nuestra costa, con su eterno problema de la navegación, no es ajena al devenir de Flora de Letona.
Hay un momento cumbre de la novela que no voy a desvelar pero en el que se desata una persecución sistemática con consecuencias tremendas que leyendo ese pasaje me recordó a la que hizo el Virrey de Andalucía en 1936 y siguientes.
La novela por otra parte está llena de metáforas, de adjetivos empleados certeramente, de poesía, de erotismo, de lucha por la vida y de lo que consideramos que es nuestro.
“Menos mal que, aunque la tierra nos ahogue, siempre nos quedará la firmeza del mar”
Es una novela-trampa para todas aquellas personas que les guste leer y tengan inquietudes porque abre ventanas hacia la Ilustración, los afrancesados, Lord Byron, Blanco White, la historia de la navegación por el Guadalquvir, la Cádiz trimilenaria de la Constitución de 1812, la nuevas experiencias en la medicina y así un largo etcétera.
Es Áspera seda de la muerte un claro ejemplo de la vida misma que incluso algunos de nosotros haya podido sufrir, pero es a la mismo tiempo un canto de esperanza de que si luchamos lo conseguimos. Eso sí, no podemos ahora ser más papistas que el papa y crear una red de censura de opinión para que se nos acuse precipitadamente de apología de no sé qué cosa. Porque en definitva no se trata sólo de utilizar un determinado lenguaje sino de ciertas actitudes acordes a ese lenguaje que se pregona. No sé si me entienden o, quizás sea mejor que no me entiendan.
En definitiva éste que habla les propone que lean, lean, lean, es la mejor cura contra la ignorancia y la estulticia. Y si pueden lean Áspera seda de la muerte, no les va a defraudar.
Áspera seda de la muerte .-
Publicada por Editorial Algaida la obra es XXI Premio de Novela Ciudad de Badajoz y representa una denuncia abierta al maltrato de género
Francisco Gallardo (Sevilla, 1957) publica su tercera novela “Áspera seda de la muerte” (Editorial Algaida, XXI Premio de Novela Ciudad de Badajoz).
Sus dos novelas anteriores, “El rock de la Calle Feria”(2008) , y “La última Noche” (Premio Ateneo novela histórica, 2012), fueron también presentadas en numerosas ciudades de la geografía española con gran éxito de público y crítica.
En su tercera novela es una mujer también la protagonista, aunque el contexto histórico es 1813. Un documento que le entregó un amigo historiador, Bibiano Torres, fue el punto de partida para adentrarse en la Sevilla de principios del siglo XIX y en un pleito muy singular por una separación matrimonial. Él es un teniente ilimitado (de carrera), un héroe de guerra que ha conseguido echar a los franceses. Ella, Flora de Letona, una sevillana de clase media alta, que decide recurrir a los tribunales de justicia para separarse, cansada de sufrir malos tratos que describe literalmente así :“mi marido me pega más de lo normal”.
Un caso habitual en cuestión de malos tratos, un comportamiento social admirable y un comportamiento privado deleznable. La cara y la cruz de la violencia de género. Ella se refugia en casa de un abogado los seis primeros meses pero después es “depositada” en un beatorio hasta que se resuelve su caso.
Sobre este delicado tema , con el que cada vez se sensibiliza más la sociedad, manifestaba el escritor:
“La estructura de violencia sigue profundamente arraigada en la sociedad, aunque hoy en día no es igual que en el XIX. Han pasado dos siglos pero la violencia no se ha conseguido erradicar. En aquella época ella pertenecía a una familia de buena posición porque sino hubiera sido imposible iniciar un pleito legal”.
Los casos de separación matrimonial eran muy escasos y entre 1810 y 1830 ha conseguido documentar sólo cuatro:
-“He dedicado mucho tiempo a los aspectos legales pero también he aprendido muchísimo. Ella cambió muchas veces de abogado, él solo tuvo uno. Los distintos abogados que defendieron a la mujer fueron redactando distintos argumentos pero quien finalmente la defiende habla del término “igualdad absoluta” que debe haber entre un hombre y una mujer”
Una novela donde abunda el diálogo y que reproduce escenas casi cinematográficas:
-“Yo estoy acostumbrado al relato oral, a la tradición oral. Mi madre era escritora, ella nos contaba a los cuatro hermanos relatos que me han quedado para siempre. Yo quería reflejar esa tradición y esa forma de ser, sobre todo en la madre de ella, doña Concha. Es la tradición oral de Sevilla, el estilo directo libre y con mucho detalle. Una estructura moderna pero en un ambiente histórico”.
Aprovecha el autor para recoger además palabras que han permanecido en nuestra lengua pero que tienen un grado de antigüedad.
-“Alferecía”, recordaba Francisco, es una palabra muy bonita que he rescatado que significa que le “ha dado un mal”. Algunos médicos las definían como una especia de accidente vascular, pero popularmente diríamos que le ha dado un “jamacuco”.
Francisco Gallardo dijo “Me indigna tanta violencia machista y el escritor tiene que comprometerse. Esta novela es una denuncia.Las mujeres son las que rehacen el país después de la guerra civil. Las milicianas y las monjas. Se ponen de acuerdo y dicen: vamos a dejarnos de tonterías”.
En la novela, Gallardo denuncia los abusos del maltratador y homenajea a sus colegas. “En la Academia de Medicina de Sevilla hay para mil novelas. Después de la de París, fue la más importante del mundo. Llegaban los libros en barcos a Cádiz”.
Así habla de su ultima novela el autor:
“Escribiendo esta novela he aprendido mucho sobre ese momento histórico de Sevilla, posiblemente el más gris de su historia. En 1813 se acababan de ir los franceses de la ciudad, hubo escasez de alimentos por el abandono del campo durante la guerra, para colmo rebrota la fiebre amarilla que había llegado de América en 1800. Por otro lado, la ciudad sufre los últimos coletazos del cambio del Antiguo al Nuevo Régimen. Hay una burguesía sevillana, con Saavedra al frente, que intenta hacer una Compañía para que el Guadalquivir sea navegable y que sus aguas traigan mercancías, comercio, el progreso. En Triana se está construyendo el primer barco de vapor de España. Hay tímidas iniciativas empresariales. El tiempo determinaría el fracaso de todos estos proyectos. Parece como si en este momento comenzara el eterno bucle de Sevilla. Todo esto me obligó a hacer una reconstrucción muy rigurosa de Sevilla en 1813. Los personajes tenían que moverse con soltura en ella. He tenido la sensación que caminaba, que iba pisando sobre la ciudad escrita.”
Sipnosis de la novela
En la Sevilla de primeros del XIX, Flora de Letona decide tomar una decisión sin precedentes: harta de los malos tratos a los que le somete su marido, decide abandonarlo y solicitar el amparo de la justicia. De esta manera, recurre al abogado Tous y se refugia en su casa. Días después, a hurtadillas, se lleva consigo a sus hijos, pero el teniente Ballester -héroe de la guerra de la Independencia y esposo de Flora-, se moviliza y consigue que la autoridad le devuelva a los niños. Asimismo también consigue que su mujer sea depositada en el Beaterio de San Antonio hasta que se resuelva el pleito del posible divorcio. Basada en hechos reales y siguiendo documentos del siglo XIX, Francisco Gallardo ha escrito una novela histórica de irrenunciable actualidad.
Francisco Gallardo , está especializado en Medicina y Traumatología del deporte, dirige su propio Centro médico en la C/ Águilas, número 6 de Sevilla. Es viajero y lector infatigable, amante de la música y de las buenas tertulias
Jugador de baloncesto durante más de dos décadas en el legendario Club Amigos del Baloncesto,que ya le han tributado un homenaje por el éxito de su tercera novela, estudió en los Maristas y realizó la carrera de Medicina en la Universidad de Sevilla. Está casado con Mª del Carmen Martín Salinas y es padre de tres hijas, Arantxa, Sara y Carmen.
Tiene vínculos afectivos con la localidad gaditana de Chipiona y es hermano de la Soledad de San Lorenzo.Ha desarrollado su carrera profesional en el Caja San Fernando de baloncesto de la Liga ACB; la selección española de baloncesto; el Club Sato Sport y el Centro de Alto Rendimiento de la Cartuja. Durante veinticinco años ha investigado acerca de la medicina en Al-Ándalus. Fruto de todo ello son diversas colaboraciones en revistas científicas y en distintos medios de comunicación.