viernes, 26 de marzo de 2010

Chipiona de cine o El Lobo Negro.-


















Chipiona nunca ha sido un lugar perdido en el mapa como algún déspota ilustrado pudiera suponer. Tiene su lugar en la Historia de España aún no valorado en su importancia. Uno de los temas por los que Chipiona ha destacado es por ser escenario de rodaje de películas. Por supuesto no comparable a Almería u otras ciudades de postín, pero sí para ser tenida en cuenta en algunos manuales.
Merece destacar hoy y rescatar del olvido el rodaje en Chipiona en 1980 de algunas escenas de las películas de coproducción hispano-mejicana El Lobo Negro y La Venganza del Lobo Negro (también conocida como Duelo a Muerte), ambas dirigidas por el prolífico Rafael Romero Marchent (*).

En aquella ocasión la plaza de Juan Carlos I o plaza de la Iglesia y las calles Tolosa Latour y Jesús de las Misericordias fueron acondicionadas a semejanza de la ciudad de Monterrey en 1848. Numerosos fueron los chipioneros que participaron como extras en las sesiones de rodaje que incluso alcanzaba altas horas de la noche. Pudimos ver en directo y conversar en los descansos del rodaje con numerosos actores y actrices de talla, en torno a 60, del cine español. Así recordamos a una bella y jovencísima Lola Forner, que había sido recientemente Miss España. Entre otros figuraban en el reparto Álvaro de Luna, Esperanza Roy o los mejicanos Fernando Allende y Cristian Bach. Otros actores que ya tristemente fallecieron fueron José María Caffarel, Fernando Sancho (un clásico de los espagueti western) el ingenioso Alfonso del Real o Tomás Zori.

Varios chipioneros tomaron testimonio fotográfico de este rodaje y especial mención merece el reportaje de cientos de fotos tomadas por el tristemente fallecido y recordado Toni Sánchez, gracias al cual podemos hoy incluir en esta reseña algunas fotos.
El diario ABC por medio de nuestro compañero Antonio Jiménez ofreció el 18 de mayo de 1980 una reseña de lo que había sido una semana de rodaje en la que toda Chipiona se dio cita para participar ya fuera como extra o como espectador. Balcones, ventanas, tapias y techos sirvieron como singular graderío para la concurrencia. Espectacular fue la escena del asalto del Lobo Negro al Ayuntamiento de Chipiona en una hazaña para pedir justicia, circunstancia muy aplaudida por el público y que tuvo jocosos comentarios.



El Lobo Negro
Título Original: El Lobo Negro
Año: 1980
Duración: 90 minutos
País:

Director: Rafael Romero Marchent
Fotografía: Jorge Herrero
PRODUCTORA
Coproducción México-España; Lotus Films International S.A
GÉNERO
Western
REPARTO
Fernando Allende, Carlos Ballesteros, María Silva, Lola Forner, Fernando Sancho, José María Caffarel, Alfonso del Real, Roberto Camardiel, Alejandro de Enciso, Tomás Zori, Esperanza Roy
Sinopsis: Carlos Aceves (Fernando Allende) se encuentra en Madrid, cuando recibe la noticia de que los yanquis se han apoderado de Monterrey.
Disfrazado de viejo, viaja en diligencia desde California rumbo a Monterrey. Al llegar frente a su casa es testigo de la detención de su padre por la tropa invasora. Convertido en el Lobo Negro, se dedica a liberar a todos los amigos de su padre que conspiraban contra los invasores. Ello da lugar a emocionantes aventuras en las que el Lobo Negro hace gala de destreza e ingenio.



La venganza del lobo negro (Duelo a muerte)
TÍTULO ORIGINAL
La venganza del lobo negro (Duelo a muerte)
AÑO
1981, rodada en 1980
DURACIÓN
92 min.
PAÍS

DIRECTOR
Rafael Romero Marchent
GUIÓN
Joaquín Luis Romero Marchent, Rafael Romero Marchent
MÚSICA
Carlos Agulló, E. Guerin, Carlos Villa
FOTOGRAFÍA
Jorge Herrero
REPARTO
Fernando Allende, Christian Bach, Álvaro de Luna, Carlos Ballesteros, María Silva, Lola Forner, Fernando Sancho, Esperanza Roy, Frank Braña, José María Caffarel
PRODUCTORA
Lotus Films Internacional S.A.
GÉNERO
Western
SINOPSIS
Después de dos meses de relativa tranquilidad en California, un día regresa el antiguo coronel convertido en Gobernador. Su único deseo es conseguir desenmascarar al Lobo Negro, enemigo personal y culpable de su semi inutilidad, tras un duelo mantenido con él. Sin embargo, después de diversas aventuras, el héroe conseguirá que reine nuevamente la paz en el lugar.


Rafael Romero Marchent (Madrid, España, 3 de mayo de 1926).-
Hermano de Joaquín Luis R.M., el que fuera el primero en rodar westerns en España.Al principio, Rafael Romero empezó en el cine como actor, pero cuando su carrera empezó a decaer se pasó a la dirección.Siguiendo la estela de su hermano, comienza rodando muchas cintas del nuevo género. Ocaso de un pistolero, en el 65, es un buen debut. La cosa mejora en el 67, con "Dos hombres van a morir" y con "Dos cruces en Danger pass".En el 68 dirige "¿Quien grita venganza?" y "Uno a uno sin piedad". Estas ultimas ya son de más calidad .

Al año siguiente un gran spaghetti western, "Manos Torpes" . Sigue en apogeo, y a finales de ese año termina "Garringo" que es una esplendida cinta del mejor spaghetti de aquellos años y seguramente el mejor rodado nunca por un director español.Dirigió algunas películas que no eran westerns en origen, pero que sí se pueden considerar como del genero (una del zorro, y otras dos del Lobo negro, un sucedáneo del Coyote), en las que el personaje era situado en el oeste, y la acción recordaba ciertamente a los euro westerns de siempre, sustituyendo la espada del zorro original por revólveres. En el 73 que nos ofrece su semi-despedida de los Westerns con "Un Dólar de recompensa", ya que unos años más tarde regresaría con las películas ya antes comentadas del Lobo Negro en la década de los ochenta. Quizás su filmografía tiene algún lunar negro, pero posee algunas películas muy buenas y entre ellas una pequeña obra maestra del spaghetti (Garringo). Le recordamos como un clásico español en el Spaghetti western.

PD. En recuerdo a Toni Sánchez.

Los 60 años de Miguel Caiceo



Uno de nuestros cómicos y mejor actor, Miguel Caiceo, cumple 60 años el próximo 28 de marzo. Dedicamos un sencillo homenaje desde estas páginas a este entrañable amigo con una breve reseña sobre su carrera artística.
Miguel Caiceo nace en Sevilla en 1950, desde pequeño se siente atraído por el mundo del espectáculo. Estudia Bellas Artes y termina la carrera de Arte Dramático. Colabora con diferentes grupos de teatro en la ciudad de Sevilla haciendo teatro clásico, teatro infantil, teatro experimental, etc.…
En 1970 se traslada a vivir a Madrid y comienza a trabajar por los distintos teatros de la capital. Poco a poco se va desarrollando su carrera e inclinándose hacia el mundo del humor. Trabaja haciendo pequeños papeles con todos los grandes de la escena del momento como José María Rodero, Pepe Bódalo, José Sazatornil Saza, Antonio Garisa, Irene Gutiérrez Caba, Nati Mistral etc.….
Para Miguel Caiceo el teatro se convierte en la gran pasión de su vida. Combina entonces su trabajo de actor cómico con la de humorista.
Poco a poco va convirtiéndose en un artista con un particular humor.
Son innumerables las series, galas, programas de televisión en las que Miguel colabora, en TVE, Canal Nou, Canal Sur, Televisión Gallega, Televisión Vasca, TV3, Antena 3, Telecinco, amén del resto de las autonómicas…etc.
Con la llegada de las televisiones privadas, se convierte en uno de los más populares cómicos de este país, participando en multitud de programas y triunfando con personajes como el señor Manuel en Cine de Barrio( un trasunto de su propio padre), Aoíto, junto a los Morancos, el Licenciado Vargas (personaje mejicano), Osidori el mayordomo y la inolvidable Doña Paca, personaje reconocido que se ha hecho un clásico en el humor español y que ha dado nombre a la localidad de Chipiona, aunque su Ayuntamiento no se lo haya reconocido con una calle. Cabe precisar que al igual que el genial José Mercé, el nombre de Chipiona figura en la mayoría de entrevistas realizadas a Caiceo pueblo al que devota especial cariño. No obstante la emisora municipal de radio le premió con una entrañable distinción en 1992. También pregonó el Carnaval de Chipiona en ese mismo año.
Miguel Caiceo ha grabado cinco discos, escrito un libro llamado “Frases para reír”. Ha participado en programas de radio, entre otros con Carlos Herrera, José Manuel Parada y Reyes Monforte. En el teatro ha hecho con un extraordinario éxito “Usted tiene ojos de mujer fatal” de Enrique Jardiel Poncela, (quedando por esta obra finalista para los Premios Max de Teatro), “Cinco gays.com”, “Vaya traca”, y actualmente, combina ésta última con una nueva obra de teatro sobre la vida de Miguel de Molina, en la que hace el papel protagonista.
Miguel Caiceo tiene un show de humor con el que recorre la geografía nacional en teatros, convenciones, fiestas populares, galas, salas de fiesta…. participando constantemente en programas de radio y televisión
Miguel Caiceo dice textualmente “me encuentro embarazado de nuevos y múltiples proyectos que si estáis atentos poco a poco iré pariendo”
Su entusiasmo, sus ganas de trabajar, la ilusión por hacer reír a millones de personas lo hacen uno de los cómicos mas interesantes y queridos por el público español.
Está en posesión de numerosos premios que le reconocen su extraordinaria labor como actor cómico.
Miguel Caiceo posee otra faceta muy interesante que muchos desconocen, es un reconocido coleccionista de arte y, sin duda, uno de los más importantes de Andalucía. Su colección de obras es innumerable, es un auténtico amante del arte.
Nuestro querido Miguel Caiceo es sin duda un personaje fundamental en la cultura artística de nuestro país, poseedor de dos grandes pasiones, su colección de arte y el arte de saber conseguir la risa de su público. Felicidades.
PD. En recuerdo a tu padre (Miguel) y a tu madre (Luisita), dos buenísimas personas, que a buen seguro están en el cielo muy satisfechos de su hijo

lunes, 22 de marzo de 2010

José Miranda de Sardi fue ejecutado tras la acusación de pertenecer a la masonería.-



Sobre la muerte del poeta, periodista y político chipionero José Miranda de Sardi (1899/1936) aún pesa un halo de misterio por desgracia no desvelado. Está claro que su trayectoria literaria y periodística, junto a la política le daba pasaporte directo al paredón según la escala de valores PARA MATAR del bando fascista.
Una decidida apuesta por la libertad de expresión, justicia social y los derechos de los trabajadores hicieron de él un paladín digno de admiración para la clase obrera y un objetivo odioso a liquidar cuanto antes por los caciques.
Tarifa, Barbate, Cádiz y Chipiona no fueron ajenas a su gran labor desde sus posiciones anarcosindicalista, no exentas de simpatías con los socialistas.

Un dato poco conocido hasta ahora, y en proceso de investigación, es su posible pertenencia a la masonería, la bestia negra para el franquismo junto con el comunismo, lo que sirvió como pretexto para su detención y posterior ejecución en manera y lugar no determinado aún con exactitud. Cuando estalla el golpe de estado, Miranda está en Madrid, con gestiones derivadas de su cargo de Primer Teniente Alcalde. Tras su rápida vuelta a Cádiz, Miranda fue una de las muchas víctimas de la represión fascista y como en otros tantos casos, su muerte no ha podido ser esclarecida.
Algunas fuentes manifiestan que Miranda murió con los defensores del Gobierno Civil. Otros dicen que fue detenido en su casa, llevado a Chipiona, y fusilado en una de las carreteras adyacentes. En el caso de Miranda de Sardi se le inició el juicio cuando desgraciadamente ya había sido ejecutado sin que mediara sentencia.

En cualquier caso, ese procedimiento judicial asegura la pertenencia de Miranda de Sardi a la masonería (Masonería B, 205/24) expediente en Archivo de la Guerra Civil, Salamanca, fusilado en los primeros días. TRMC (Tribunal de Represión para la Masonería y el Comunismo).22306. Así figura en un trabajo de investigación de Concha Langa editado por la Universidad de Almería (2007) y titulado “La represión de periodistas en la guerra y la inmediata posguerra. El caso de Cádiz”. En este mismo trabajo se sitúa a Miranda de Sardi como concejal de Cádiz por el Partido Sindicalista colaborador habitual en prensa, director de varias publicaciones y constata que al ingresar en la Masonería se calificó como “periodista obrero”. Se abre así una nueva veta de investigación en torno a Miranda de Sardi y su pertenencia a la Masonería de la que desconocemos su grado de implicación en esta organización.

Muchos años antes, en 1921, Miranda de Sardi había sido detenido en Granada y trasladado a Cádiz en el marco de una redada dentro de la campaña anti sindicalista. Así lo reflejaba ABC de Madrid el 5 de febrero de ese año en una nota en la que se aludía a su presidencia del Sindicato de Construcciones Urbanas de Chipiona. La presidencia de este sindicato es un indicador más de su pertenencia a la masonería, cuyos emblemas son alusivos al oficio de la albañilería o construcción. En aquella ocasión fueron 47 las detenciones efectuadas en la provincia de Cádiz. En este mismo sentido, el autor Luis Miranda Gámez, en su “Esbozo de una enciclopedia histórica del anarquismo español”, recoge que a Miranda de Sardi se le detuvo “acusado de formar en un grupo terrorista”.

La pertenencia de Miranda de Sardi a la masonería es un acicate más para certificar su muerte por los fascistas. Cabe recordar la especial repugnancia que el general golpista Francisco Franco profesaba hacia la masonería. Los archivos incautados a la Masonería sirvieron para abrir expedientes, pero no tan sólo de masones, sino también de sospechosos de pertenecer a la sociedad secreta. Ser presunto masón era motivo suficiente para ser juzgado y condenado, de modo que la acusación de serlo fue un sistema fácil para venganzas personales. Así se explica que en el Archivo de Salamanca se custodien más de 80.000 expedientes personales cuando se calcula que en esos momentos no había más de diez mil masones en España. Durante la guerra ser masón era motivo suficiente para ser fusilado sin juicio previo, como le ocurrió a nuestro personaje Miranda de Sardi. (Franco contra los masones) Xavi Casinos y Josep Brunet Ediciones Martínez Roca 2007.


El historiador Sebastián Guzmán Martín, en su libro “Luces y sombras de la historia de Chipiona”, Ayuntamiento de Chipiona 2008, recuerda que un ejemplo de situación contradictoria es el juicio sumarísimo emprendido contra José María Miranda de Sardi, chipionero y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cádiz por el Partido Sindicalista, en la causa 47/1936 junto con otros treinta detenidos más. Al ser llamado para declarar ante el Juez Instructor Cipriano Briz González, el 16 de agosto de 1936, se notificó su incomparecencia al haber sido sancionado por aplicación del Bando de Guerra. Un resumen de las actuaciones del enjuiciamiento, de 2 de agosto de 1937, indica que había sido fusilado junto con dieciséis compañeros.

La Justicia Militar no se ejerció únicamente contra personas que tuvieron alguna implicación en hechos violentos o significativos contra la sublevación, sino que se contemplaban algunas variantes sancionables como era la de adhesión o el auxilio a la rebelión. Entre las causas “juzgables”, la rebelión y la adhesión a la rebelión eran los delitos considerados como más graves por el Código de Justicia Militar (Tano Guzmán Martín)

Sobre la militancia política de Miranda de Sardi y sus simpatías por el PSOE
Aunque está más que demostrada su militancia anarcosindicalista en el Partido Sindicalista de Ángel Pestaña, las simpatías de Miranda de Sardi por el PSOE aún no han sido valoradas en su justo término. En torno al mes de abril de 1930 es cuando llega a Tarifa José Miranda de Sardi, de la aldea de Barbate, que ha conseguido la independencia recientemente gracias entre otras cosas a su labor. Llega a Tarifa para hacerse cargo del semanario EL PROGRESO .Miranda se integra pronto en la vida tarifeña y empieza a criticar a los caciques a través del referido semanario.
Miranda, se pone de parte del progreso y se alía con los indefensos obreros del campo y de la mar de Tarifa. Es por ello que en la noche del 2 de julio de 1931, Miranda fue atacado por unos individuos resultando con diversas lesiones.

El día 23 de septiembre de 1931, Miranda de Sardi junto a Juan Atalaya, presentan la petición de inscripción de la AGRUPACION SOCIALISTA TARIFEÑA. Miranda se vuelca en la consecución de la Agrupación socialista tarifeña, germen del partido. Es el propio Miranda de Sardi quien firma y envía el escrito al Gobernador Civil de la Provincia lo que demuestra la relevancia de Miranda de Sardi en su relación con los socialistas.
El 5 de noviembre de 1931, sale a la calle en Tarifa el semanario Vox Populi que se auto titula, “Órgano de la Conjunción Republicano Socialista”, cuyo alma mater es Miranda de Sardi. Otro indicador de sus primeras simpatías socialistas.
Meses antes, el 9 de julio de 1931, Miranda de Sardi publicaba en El Progreso un artículo titulado “No ha pasado nada”, en el que narra sus peripecias de un viaje a su Chipiona natal en campaña electoral y del que entresacamos el siguiente párrafo: “…de no haber intervenido yo en la pasada contienda electoral, los socialistas se quedan en Chipiona sin un voto, ya que los que tenían el deber de apoyar la candidatura oficial, habían eliminado de ella, sistemáticamente, a los émulos del gran Pablo Iglesias”. Así se referencia en el libro “Recopilación de la obra literaria de José Miranda de Sardi”, de Juan Luis Naval Molero y Manolo Jurado, Chipiona 2000.

No cabe duda así sobre las primeras simpatías socialistas de Miranda de Sardi hacia el PSOE aunque deberíamos preguntarnos qué circunstancia le hace ingresar finalmente en el partido de Ángel Pestaña y no en el de Pablo Iglesias.
Hacia 1933, a finales, Miranda marcha a Cádiz y su llegada coincide prácticamente con la creación del Partido sindicalista de Ángel Pestaña, en el que más tarde militara, llegando a ser uno de sus más activos dirigentes provinciales. Con esta agrupación, Miranda llego a ser primer teniente de alcalde del ayuntamiento de Cádiz y secretario particular del Gobernador Civil Mariano Zapico.

Miranda de Sardi nunca perteneció a la Generación del 27
En cuanto a su pertenencia a la Generación del 27, señalada por algunos autores, ello no es posible ya que Miranda no reúne los requisitos para formar parte de este grupo de escritores. En primer lugar no se le reconoce, hasta ahora, ninguna relación con los integrantes. Su formación intelectual no tiene nada que ver con ellos porque la mayoría fueron universitarios, algunos llegaron a ser profesores y casi todos pasaron por la Residencia de Estudiantes.

No se le conoce admiración por Góngora, cuyo tricentenario de su muerte fue el acontecimiento generacional que les une. Como tampoco participa en el acto de homenaje a Góngora celebrado en el Ateneo de Sevilla organizado por Ignacio Sánchez Mejías ni se le conoce colaboración en las mismas revistas (Revista de Occidente y Litoral). Desgraciadamente lo que sí les une es el hecho de ser víctimas de la represión franquista y, por otra parte, el haber nacido entre 1891(Salinas) y 1905(Altolaguirre), ya que Miranda lo hace en 1899. En cualquier caso, salvando las distancias, Miranda de Sardi estaría más próximo por su formación autodidacta y parte de su poesía con el alicantino Miguel Hernández, quien tampoco forma parte del 27.

Cabría reseñar en su obra poética dos poemas dedicados a personajes tan curiosos como el General Queipo de Llano y al fraile Francisco Lara y Araujo. El primero de ellos se destacó por su represión en Andalucía y Miranda sería una de las víctimas de esta política de terror y represión. En el poema, publicado el 30 de noviembre de 1931 en el periódico Voz Populi, Miranda se refiere a Queipo como “glorioso soldado de la República” y adjetivos como “benemérito” “ejemplar” “gran caballero”, además de dedicarle “el afecto de un obrero rendido y reverencial”.
En cuanto a Francisco Lara, Miranda le atribuye inocentemente los calificativos de “cura noble y sensible, sacerdote verdadero, al contemplar el hambre horrible, pidió para los obreros”. Cabe precisar que hasta ahora no ha aparecido ninguna biografía que ponga en su sitio la verdadera personalidad de este cura.

Agradecimientos: Juan Luis Naval, Manuel Jurado, Sebastián Martín, Manuel Liaño, Concha Langa, Luis Miranda ,Josep Brunet y Xavi Casinos.

lunes, 8 de marzo de 2010

Acudí, Acudí, Acudí….


Por Manuel Ávila Durán

Con esta aparente frase se pronunciaban los cerditos cuando veían su muerte cerca, acudí, acudí. Últimamente en nuestra sociedad se solicita con frecuencia a empresarios, grupos políticos y sindicatos a, acudir, pidiendo apoyo. Yéndonos a un lugar mas cercano si cabe, también se hace en nuestro pueblo con constantes convocatorias a asociaciones, hermandades o clubes, acudí, acudí. ¿Acudí para qué? Ahora que ya esta todo el pescao vendido, que la nevera esta vacía, que las arcas lloran por ti Argentina, que las deudas copan los límites. Tontos aquellos que acudan, o mejor dicho ¿Por qué acuden? -algo tienen que pagar o callar-.

Acudí, acudí… Los del deporte, pero ¿que deporte? los del comercio, pero ¿Qué comercio? Los agricultores o marineros ¿Pero existen todavía? Las asociaciones, pero las hay?, puede que algunas hayan resistido sin la ayuda prometida, pero serán pocas. Las escuelas de lo que sea, o los sindicatos caso de que queden algunos, estarán plegados al régimen, de lo contrario se pasean por las orbitas estelares sin ser vistos.
Acudí, acudí…que pronto habrá que votar. Os lo prometo todos pasaremos la crisis menos los políticos; Nos han subido los impuestos al cuatrocientos por cien, la basura, alcantarillado, agua, IBI, entradas de garajes, licencias de obras, etc. etc.. Antes, hace poco nos prometían el oro y el moro, hoy ni siquiera hablan del empleo prometido, las millonarias viviendas para jóvenes o el desarrollo turístico de la zona.

Acudí, acudí que pronto hay elecciones, (lo prometemos y lo firmamos) ultimas mentiras, (haremos más), creo que mas daño imposible, así queridos ciudadanos acudí, acudí, pero pensaros bien lo que hacéis. Si tú puedes ni España ni Andalucía puede. Es un consejo de la Republica Independiente de Chipiona. Dios nos salve de los molinos marinos y sus consecuencias.

Manuel Ávila Duran.

miércoles, 3 de marzo de 2010

El Ayuntamiento de Chipiona da la espalda a la conmemoración de los 30 años de ayuntamientos democráticos.-



En todo el 2009 no se ha celebrado ningún acto específico en conmemoración de tan importante fecha.-
Tras la muerte del anterior Jefe del Estado, el dictador Francisco Franco, el 20 de noviembre de 1975, se abrió en España un importante período conocido por La Transición. Además de la promulgación de la Constitución Española de 1978, una de las empresas más importantes de esta época fue la convocatoria de elecciones democráticas para las corporaciones locales que culminó el 3 de abril de 1979 con la celebración de los comicios y el 19 del mismo mes con la constitución de los ayuntamientos. Se abría así un interesante proceso de autogobierno en todos los ayuntamientos españoles cuyo 30 Aniversario se celebró el pasado año 2009.

Numerosos han sido los ayuntamientos de toda España que durante el 2009 celebraron ese excepcional aniversario-nunca en la Historia de España se ha vivido un período tan prolongado de libertad- con actos institucionales específicos y homenajes a aquellos hombres y mujeres que, con sus luces y sus sombras, rigieron los destinos de sus pueblos.
Sorprendentemente el Ayuntamiento de Chipiona no ha estado en la lista de pueblos y ciudades de España en la que se celebrara tan significado aniversario. No se ha celebrado ningún acto institucional en torno al 3 de abril, aunque cabía la esperanza ilusoria de que antes que el reloj de la Plaza Juan Carlos I diera las 12 campanadas del 31 de diciembre, alguien con responsabilidad democrática cayese en tal recordatorio.


Una vez finalizado el 2009, podría pensarse que aún a destiempo podría aprovecharse el 28 de Febrero, Día de Andalucía, para homenajear a las corporaciones locales de estos 30 años. Pasada la fecha ya no hay duda del escaso interés que esta efemérides ha provocado en el equipo de gobierno. Pero curiosamente tampoco los grupos de la oposición, ni asociaciones, han reclamado-salvo error u omisión- la celebración de actos.

Es muy probable que la escasa cultura democrática de muchos y el clima de “guerra civilista” que vive la corporación desde hace bastantes años haya hecho que este tipo de conmemoración cayese en el olvido más absoluto tanto de unos como de otros. En estos 30 años ha habido tantos desencuentros que conseguir una foto de familia con todos los alcaldes- a saber, Miguel Valdés, Manuel Monge, Luis Mario Aparcero, Justo Masot, Dolores Reyes y Manuel García- hubiera sido milagroso e incluso merecedora de premio. Sobre todo porque habrían dado entre todos una lección de democracia y educación a la ciudadanía por encima de los enfrentamientos políticos y personales.

Con la actual situación es muy fácil poner la excusa de que hay cosas más importantes que hacer, pero es público y notorio que otras celebraciones más lúdicas y festivas han seguido su curso.
El homenaje sin distinción a los hombres y mujeres que han compuesto las diferentes corporaciones locales durante estos 30 años hubiera sido un acto de reconocimiento y respeto a un colectivo siempre tan denostado.

Quizás, de seguir así, dentro de un tiempo no haya nada que celebrar, o mejor dicho, no permitan celebrar. Sería el castigo merecido por creer tan poco en el sistema democrático.